Tesoros Humanos Vivos es un programa de Unesco que en Chile implementa el Consejo de Cultura y que busca reconocer y proteger a aquellas personas o comunidades que son portadoras de manifestaciones estratégicas relevantes.

TEMUCO.- “Es un orgullo que me reconozcan mis compatriotas. Para mí Chile mapu es un paraíso y ésta es una gran cosa”, manifestó Lorenzo Ayllapán conocido como “Hombre Pájaro”, poeta y sabio conocedor de la cultura mapuche, cuando el Director de Cultura le notificó que era uno de los Tesoros Humanos Vivos 2012. La postulación fue presentada por Comunidad indígena Pascual Painemilla.

Como trabajador de la cultura -dijo Ayllapán- quiero decir lo siguiente: “hay pájaros que cantan desde que nacen hasta que mueren y también hay hombres preocupados del vecino desde que nacen hasta que mueren”.

Tesoros Humanos Vivos es un programa de Unesco que en Chile implementa el Consejo de Cultura y que busca reconocer y proteger a aquellas personas o comunidades que son portadoras de manifestaciones estratégicas relevantes y/o en peligro de desaparecer del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Benjamín Vogel Director de Cultura, a nombre del Gobierno, indicó "a la región le vienen muy bien estos reconocimientos concretos al patrimonio que representan los tesoros humanos vivos. Don Lorenzo Ayllapán ha recorrido el mundo con el mensaje de la sabiduría ancestral. Es un maestro que debemos aprovechar para que transmita su experiencia a los niños mapuche y nos siga sorprendiendo a todos”.

Cabe destacar que La Araucanía por tercer año consecutivo ostenta un Tesoro Humano Vivo. En 2011, la distinción fue para Paula Painén, contadora de epew (epewtufe) y el año pasado, para Dominga Neculman, maestra alfarera, ambas oriundas de Padre Las Casas.

Cultor multifacético


Lorenzo Ayllapán, conocido como El Hombre Pájaro, es un sabio conocedor de las manifestaciones ancestrales de la cultura mapuche del territorio Lafkenche, en la costa de la Región de La Araucanía.

Es un divulgador, investigador y agente cultural de la tradición Mapuche Lafkenche, siendo conocido y admirado como Ünümche Hombre Pájaro por la originalidad de llevar el mensaje de los valores culturales y reivindicativos del pueblo Mapuche, a través de la enseñanza y obra poética y literaria, dedicando largos años en cultivar y desarrollar un género literario único y original: la interpretación del canto de las aves, a través de la onomatopeya. Ha utilizado este conocimiento como medio de expresión y difusión de la cosmovisión mapuche y el buen vivir, por lo que es considerado una autoridad dentro de su comunidad.

En Chile, Lorenzo Ayllapán ha trabajado como actor, productor de cine, antropólogo, artesano y profesor de mapudungún. También ha participado en la fundación de escuelas rurales en la Región de La Araucanía. En el ámbito internacional, el Hombre Pájaro ha dictado conferencias, seminarios, talleres y presentaciones artísticas.

En Santiago, al dar a conocer la noticia el Ministro de Cultura Luciano Cruz- Coke señaló “Quiero felicitar a todos los reconocidos hoy como Tesoros Humanos Vivos, siendo cada uno de ellos un motivo de orgullo para Chile, su riqueza y diversidad cultural. Somos afortunados de tener esta herencia de los saberes más propios de nuestro país. En la actualidad sabemos con certeza que los Tesoros Humanos Vivos se encuentran, literalmente, en cada rincón del país y se traducen en todo tipo de tradiciones y conocimientos imaginables y con múltiples representantes”, manifestó el Secretario de Estado.

En la categoría Comunidades fue reconocida como Tesoro Humano Vivo 2012, la Banda de Magallanes, que nació antes del Mundial del 62, junto a las Arpilleras de Lo Hermida, agrupación de mujeres que dio expresión a hechos y escenas de la cultura popular chilena durante el régimen militar y que mantiene vigente su oficio. A ellos se suman las Loceras de Pilén, campesinas de la localidad de Cauquenes, Región del Maule, que se dedican a la artesanía en arcilla proveniente de sus tierras.

En la categoría Individuos los Tesoros Humanos Vivos 2012 junto a Lorenzo Ayllapán, María Virginia Haoa de Isla de Pascua, Región de Valparaíso, una de las fundadoras de la Academia de la Lengua Rapa Nui, por su rol clave en la revitalización, conservación y transmisión de su lengua a las nuevas generaciones.


Finalmente, desde Pozo Almonte, Región de Tarapacá, fue destacado el oficio de Uberlinda Vera, representante y miembro fundador del grupo Hijas del Salitre, quienes realizan artesanía pampina en hojalata, papel de seda y crepé, creando coronas fúnebres con estos materiales. El origen de esta expresión se remonta a las oficinas salitreras de principios del siglo XX.

Como en los años anteriores, en esta cuarta versión del programa de la Unesco implementado en Chile por el Consejo de la Cultura, cada portador individual recibirá $3 millones y cada comunidad, $7 millones.

La elección de los Tesoros Humanos Vivos 2012 estuvo a cargo de un Comité de Expertos que representó a diversas disciplinas: el sociólogo Bernardo Guerrero; la historiadora y académica Olaya Sanfuentes; el representante de Unesco Andrés Pascoe Rippey; el consultor para el CNCR de la Dibam y el Consejo de Monumentos Nacionales, Rafael Prieto; el coordinador del Programa Patrimonio Cultural Indígena de Chile, César Millahueique; y el representante de la Conadi, Necul Painemán, encargado del programa de lenguas indígenas.

Hasta la fecha, el Consejo de Cultura ha reconocido a 14 Tesoros Humanos Vivos en Chile. Desde 2009 las candidaturas han ido aumentando. De las 63 de ese año, a las 165 de la última convocatoria. Las candidaturas a THV deben ser presentadas por patrocinadores personas naturales o jurídicas.