Fueron alrededor de 1.500 los asistentes a la Cumbre ENAMA2102, desarrollada en Temuco el pasado mes de junio. La cifra habla por si sola. Cuesta encontrar en la última década una convocatoria de tales características a un encuentro mapuche en la capital regional. Ello sin acarreo de por medio, como suele suceder cuando son los partidos políticos chilenos y no la sociedad civil mapuche quien convoca y organiza.


PEDRO CAYUQUEO / DIRECTOR


En la web

Pedro Cayuqueo es periodista y columnista de The Clinic, El Post y El Mostrador.
 

En las redes sociales

Puedes seguir a Pedro Cayuqueo en Twitter

 

En Archivo

Editorial: Ercilla, adiós a las armas (Mayo. de 2012)

Editorial: La parte llena del vaso (Marzo. de 2012)

Editorial: El 2012, los mapuches y los medios (Enero. de 2012)

 

 

ENAMA2012, tan solo por su masiva convocatoria, ya puede ser catalogada como un éxito rotundo. Bastaba inscribirse por Internet. Y asistir con la mejor de las disposiciones a proponer, escuchar y compartir. Todos y todas estaban convocados, sin distinción de territorios, comunidades, militancias políticas, adscripciones organizacionales, credos religiosos u otras barreras internas que 130 años de colonialismo han levantado entre hermanos de un mismo pueblo, entre hijos de una misma nación. Y la respuesta fue rotunda. Contundente. Esperanzadora.

A ENAMA2012 llegaron cientos de profesionales y técnicos mapuche, que agradecieron la gestación de una instancia donde -desde sus propios espacios laborales y de acción- pueden también sentirse mapuche sin necesidad de dar explicaciones por ello. Junto a ellos, la "intelligentsia" mapuche del nuevo siglo, también asistieron cientos de miembros de comunidades, lonkos tradicionales, numerosas machi, fieles representantes de una nación que a pesar de todo, nunca olvida de dónde viene y hacia dónde va.

De la misma forma, imposible no destacar la gran cantidad de jóvenes que repletaron los salones del Hotel Dreams. Universitarios y liceanos mapuche, convocados por el carácter inclusivo y pluralista de una instancia que este 2012 llegó y para quedarse. Lo han señalado sus organizadores, un destacado grupo de profesionales que se unió tras un objetivo común de insospechada trascendencia: fortalecer y relevar la identidad nacional mapuche en espacios anteriormente vedados a nuestro pueblo.

¿Se puede ser mapuche en el Siglo XXI? una de las preguntas que durante los cinco seminarios previos a la Cumbre se buscó responder en ENAMA. Y vaya si se puede. Innumerables experiencias de mapuches destacados en las ciencias, las artes, en la cultura tradicional, los deportes, en las humanidades, en las ingenierías y las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, dieron cuenta de un pueblo vivo, en constante renovación y que se proyecta al nuevo siglo de manera galopante.

Porque toda nación necesita espacios de encuentro; porque toda nación necesita aprender a convivir con su diversidad interna, sea esta política, social, económica o religiosa; porque toda nación requiere, además de resistir al avasallamiento, potenciar sus capacidades mostrándolas orgullosa al mundo, desde MapucheTimes felicitamos a los organizadores de la Cumbre y desde ya cuenten con nuestro medio para el desafío de ENAMA2013. ¡Marrichiweu!